Los problemas de comportamiento en los gatos pueden ser complejos y pueden necesitar de la investigación en profundidad por un veterinario experimentado para que puedan ser tratados correctamente. Sin embargo, estas pautas simples pueden ayudarle con problemas menores o aquellos con una causa directa.

Problemas de comportamiento en los gatos

Comportamiento destructivo

Gato jugando

Cuando rascan una superficie, los gatos están dejando una marca visual y una marca de olor para dar información a otros gatos. Es un comportamiento normal que no debe ser castigado porque el gato puede sentirse ansioso por no ser capaz de transmitir estos mensajes y porque no entenderán por qué están siendo castigados.

En su lugar, debes intentar reorientar esta conducta normal lejos de tus muebles y hacia algo que sea aceptable, como un rascador o tablero viejo que no necesites.

En primer lugar, coloque un tablero cubierto de material similar al de tus muebles, con el material del poste rascador debajo de él, sobre los sitios principales en los cuales tu gato araña. A medida que tu gato arañe el material por el que es atraído, descubrirá el material del poste rascador y se acostumbrará a rascarlo en su lugar.

Mientras tanto, haz una o más áreas de rasguño disponibles para tu gato en forma de postes o tablas que puedes hacer o comprar en tiendas de mascotas. Atrae al gato a estos rociando un poco de extracto feromonas.

Si el problema es grave, puede pedirle a tu veterinario que ajuste temporalmente cubiertas de plástico a las uñas a tu gato.

Inodoro inadecuado

Esto puede implicar la micción o la defecación, o ambos, y ocurre cuando el gato, que normalmente utiliza una bandeja con arena, comienza a utilizar toda la casa como inodoro.

Esto puede ocurrir porque el gato está asustado por salir al exterior (asustado por otros gatos, los niños en el jardín, etc) o por usar la bandeja de arena (por ejemplo, si de repente se encuentra en una parte ocupada de la casa o si otro gato lo está intimidando).

Si has cambiado el tipo o la profundidad de la arena o el tipo de bandeja de o su posición, cámbialo de nuevo, ya que esto puede ser suficiente para resolver estos problemas de comportamiento en los gatos.

Asegúrate de que la bandeja de arena está en una zona tranquila y segura, lejos de los alimentos y de la maquinaria ruidosa (por ejemplo, la lavadora).

Si el aseo se produce en algunas áreas particulares, compra algunas bandejas de arena más y ponlas en estas posiciones. Si el gato los usa aquí, puedes moverlas gradualmente a lugares más deseables.

No castigue al gato si lo atrapas en el acto. Estos problemas de comportamiento en los gatos son generalmente un signo de ansiedad y el castigo los empeorará. No entienden que es “incorrecto”.

Si hay dos o más gatos en la casa, entonces proporcionales dos bandejas separadas, esto podría solucionar el problema, ya que no todos los gatos quieren compartir el baño.

Aumenta la frecuencia de limpieza de la bandeja una o dos veces al día.

Si el gato generalmente utilizaba una bandeja al aire libre, proporciónale una bandeja de arena interior, no esperes que siga saliendo a la calle si algo lo ha alterado.

Limpie bien las áreas sucias con un detergente biológico y evita los desinfectantes. Estos a menudo tienen amoníaco que huele al gato como la orina de otros gatos.

Si sabes que ha habido cambios que han hecho que el gato esté ansioso o asustado trata de deshacer los cambios si se puede lo antes posible.

Si en algún momento, tu gato tiene diarrea o está orinando en pequeñas cantidades y con frecuencia, llévela al veterinario porque tendrá una razón médica para ir al baño fuera de su bandeja.

Pulverización

Gato en el jardín

La pulverización es cuando el gato retrocede hasta una superficie vertical con su cola erguida y rocía la orina hacia atrás contra la superficie en ráfagas cortas. Es un comportamiento marcado como normal en todos los gatos, macho y hembra, castrados o no tratados.

Si tu gato comienza a hacer esto dentro de casa, entonces es generalmente una muestra que algo no funciona bien, es uno de los problemas de comportamiento en los gatos más normales. El gato puede estar frustrado, ansioso, o puede tener un problema con su vejiga que su veterinario debe tratar.

No castigues a tu gato por estos problemas de comportamiento, sólo harás que esté más ansioso y más inclinado a rociar. Limpia con un detergente biológico (no un desinfectante).

Trata de poner un poco de comida seca en platos de cartón en los lugares donde el gato rocía. Esto puede aumentar la sensación de bienestar del gato y también desalentarlo de rociar cerca de su comida.

Restringe el área del gato a una habitación para que pueda sentirse seguro en un lugar y déjalo salir gradualmente cuando lo puedas supervisar.

Bloquear las áreas en las que el gato rocía puede desalentar el comportamiento.

Si tu gato sigue rociando a pesar de estas medidas, es importante pedir ayuda adicional antes de que el problema se haya prolongado demasiado (más de seis meses).

 Agresión

La agresión seria a la gente o a otros gatos es uno de los problemas de comportamiento en los gatos más complicado de tratar y necesita una atención a fondo.

Si tu gato tiende a morder o rascarse repentinamente cuando lo estás acariciándolo, es mejor que retires la mano, ya que esto indica que le están molestando las caricias y es más fácil que te muerda.

Caza

Gato durmiendo

Este es un comportamiento normal para los gatos y no debe ser castigado. Si quieres ayudar a alertar a la vida silvestre de tu gato puedes usar un cascabel en su cuello, pero el collar debe ser del tipo que se libera si se engancha en algo.

Estos son los principales problemas de comportamiento en los gatos que pueden surgir con tu mascota. Si ves que persisten durante mucho tiempo, lo mejor es acudir a tu veterinario de confianza.